Archivo de la etiqueta: redes sociales

“Estas adicto a Facebook”

“Con quien tanto chateas?, “deja ese teléfono”, o “toda tu vida la tenes en stories“. Si no te han dicho estas frases es que todavía no sufres de adicción a las redes sociales. Este miércoles estuve con @Zambranitis en Canal 2 y hablamos de los riesgos de vivir pegado a las redes.

Anuncios

Redes Sociales: poder o sombra

Se habla de las redes sociales como de algo poderoso, capaz de derrocar gobiernos, o de hacer sucumbir empresas. Hace unas semanas La Prensa le dedico un reportaje al tema, y releyéndolo hoy veo que quizás no estamos en esa utopía del enésimo poder, sino de una enésima sombra para distraernos.

Cuando en las redes sociales se destapo el caso del Kinder Montessori por violencia infantil, el juicio fue “implacable”. Las redes sociales condenaron a la directora por practicar violencia infantil, pero una encuesta posterior revelo que el 80% de la población ve como aceptable un castigo físico, pero solo si es a sus propios hijos, no de parte de un profesor. En todo caso, 4 de cada 5 chavalos o chavalas recibe palo. Las redes sociales “derrocaron” a una profesora, no al sistema que ve OK apalear (restricciones aplican), por mucha ley que aprueben en estos mismos temas.

fajazos

El caso de Ximena Gutiérrez y la custodia de su hijo provoco impacto en las redes sociales, y se logro una solución positiva para la madre. El otro lado de la moneda lo tenía un extranjero, sin influencia o afinidad con grupos de poder local. Que el gobierno interviniera puntualmente es un caso puntual, no una tendencia.

El 24 de diciembre del año pasado se desmantelaron por la fuerza, y de madrugada, 2 puntos de protesta contra el Canal de Nicaragua. No había periódicos de circulación nacional ni noticieros dando cobertura. Se difundió desde las redes sociales con lo que había a mano.

Todos los detenidos fueron liberados días después, sin cargos. Se hizo mucho ruido para no dejar caer la noticia en un periodo en que las oficinas de prensa estaban con personal reducido. El gobierno no pidio disculpas ni corrigió nada de lo realizado.

En Viernes Santo, 3 de abril, se realizo un desalojo y demolición ilegal a un hotel en construcción en Ometepe. Los vídeos y fotos fueron apareciendo en las redes sociales, mientras los medios de comunicación estaban en activaciones, eventos y dinámicas comerciales. No tenían personal para cubrir noticias, así que con lo poco que había, se difundió la noticia en las redes.

El terreno de Milton Arcia fue posteriormente expropiado y declarado de uso publico una semana después, post-data. En lunes de pascua todos los medios no oficiales cubrieron la noticia, pero el hecho ya estaba consumado.

El reportaje en La Prensa enumera otros casos de “gran impacto” como #OcupaINSS, los perros flechados, el meteorito,  o las denuncias por las multas excesivas por parte de la policía. Todos quedaron sin resolver, sin conclusión.

A pesar de los argumentos, de las redes sociales, de los memes, de los chistes crueles, el gobierno y sus miembros no los tomaron en cuenta. Los propios medios “oficiales” ignoran estas noticias, las desaparecen o les dan un perfil muy bajo.

Para contrarrestar el ruido “negativo” se puede convocar ruido positivo, y con tuitazos nacionales se pueden hacer ranquear todos los trending topics que se deseen, sin cambiar que en el fondo son topics montados, no naturales.

Entonces, ¿son las redes sociales un nuevo “poder”, a como el periodismo dice ser un cuarto poder; o son una sombra más?

¿Son (somos) en las redes sociales fanáticos de hacer tormentas en vasos de agua por causas pequeñas, puntuales, de impacto en el corto plazo, pero que no cambian nada en el fondo en realidad?

Selfies y contraseñas

Desde noviembre me ha tocado dar varios talleres a muchachos y muchachas de secundaria sobre “tiempo digital”, o de como aprovechar mejor su tiempo en la web y redes sociales.

No se si es brecha generacional (estoy viejo) pero los participantes suelen perder contraseñas con una facilidad alta. No es que todas las pierdan, pero siempre había su caso de olvidar la contraseña, o de olvidar todo el correo.

Inscribirse en una red social o recuperar una contraseña es otro clavo.  En Yahoo! Mail hay un gif animado con las letras flotando sobre símbolos de álgebra para resolver un CAPTCHA. Google te pide tu número de telefono. Twitter te obliga (casi) a seguir 40 cuentas escogidos por ellos. Trello y Storify solo están en ingles. En Facebook compartes algo solo por escribir su nombre, pero pedirle el correo a alguien que no conoces usualmente termina con alguien deletreando todo su correo. rodrigoalbertopenalba2015arrobaGmailPuntoCom.

(Supongo que explicar autentificación por doble token o llaves PGP esta fuera de discusión por ahora)

SelfiePunk

Lo que todos los participantes podían hacer con absoluta facilidad era chatear, y chatear, y chatear hasta que se acabe la batería o se queden dormidos. Sea por mensajitos, Whatsapp, Line, o lo que fuera. Y selfies.

(Mea culpa, mi adicción es Twitter pero procuro dejarlo dormir por la noche)

Tendré que resideñar todo el taller en base a apps de chat y emojis, o esperar a que las redes sociales inventen una manera fácil de registrarse a ellas desde cero que no te pida verificar correo, teléfono, llenar dos formularios, y derramar la sangre de los ponies.

Cerrando el 1er Curso de Marketing Digital

CursoCAP-Mkting-UCA

 

Este es el momento de cierre del 1er curso de Marketing Digital y Redes Sociales en la Universidad Centroaméricana. Aunque fue un curso breve, repasamos temas como marketing de contenidos, landing pages, y objetivos de negocios. Lo de redes sociales fue de hecho lo ultimo que revisamos como una herramienta útil a todo lo anterior.

Vere que contenido del curso puedo reciclar y difundir por este blog en las próximas semanas, y desde ya vamos diseñando el próximo curso para ampliar en la parte de pauta publicitaria y organización de equipos y procesos.

Gracias a la UCA por la oportunidad 😀

 

 

 

 

La “próxima” red social

La nueva joya de las redes sociales es Ello, una red casta que no venderá publicidad ni los datos de sus usuarios. La promesa es hermosa pero ese camino ya lo conocemos y eventualmente todas las redes sociales necesitan de ingresos para mejorar sus servicios y mantenernos ocupados publicando en ellas.

Lo interesante de Ello no es quienes entran en ella sino quienes no entran. Aunque en próximos días recibas una invitación a ser parte de esta red social es poco probable que la tomes, o si entras, que te mantengas publicando ahí.

Existe la sensación de que todos estamos en Facebook, o Twitter, pero solo hay 1.2 millones de nicas en redes sociales; 1 de cada 5. Una nueva red social difícilmente nos va a sacar del Facebook. Pero si hay más de 6 millones de lineas telefónicas… y en cada actualización de Google Hangouts, Twitter, Facebook, etc, todas nos piden nuestro número telefónico para mejorar sus funciones, o eso dicen.

Otras apps como Snapchat, Slingshot, Line, Telegram y Whatsapp dependen de nuestro número de linea para hacer llamadas, chatear, envías fotos, mensajes de voz, caritas (emojis), y todo lo demás.

Antes compartía fotos con mi esposa usando Bluetooth, ahora las compartimos por Whatsapp. Es aquí que Ello solo llega a ser una curiosidad. Por eso es que Facebook compro Whatsapp, y nos exige usar su Messenger para chatear desde tu teléfono, y según confirman, envíos de dinero próximamente.

La próxima red social es tu agenda de contactos, y todos van a querer una copia de ella.