Archivo de la etiqueta: música

Historia de la música electrocústica

Cover1

La música clásica disponible en las pocas tiendas de música que quedan se enfocan en unos pocos autores de hace más de 2, 3, o 4 siglos de antiguedad. No es dificil encontrar una colección de overturas famosas, arias (de Boccelli), Wagner, Beethoven, o con algo más de suerte, vals de Strauss, o versiones de música moderna en arreglos de orquesta (usualmente la Filarmonica de Londres o la Camerata Bach) de clásicos de The Beatles, Luis Miguel, y hasta música andina o jazz en versión “clásica”.

En vista de tal carencia, a uno solo le queda importar la música o rebuscarla por internet, pero aún en la utópica internet no es tan fácil encontrar música clásica o de academia del siglo XX. Lo más “moderno” que Radio Gueguense alguna vez llego a transmitir fue a Debussy, o a Stravinsky, y nunca en sus mejores obras (Consagración de la Primavera) o sus experimentos en jazz. Piezas de John Cage, Stockhausen, Pierre Boulez, Xenakis, ya ni se diga de autores “actuales” como Britten o Phillip Glass jamas pasaron por el radar.

La [wikipop language=”es”]música electroacústica[/wikipop], iniciada en Europa por la decada de los 50’s del siglo pasado, intentaba incorporar las nuevas formas de grabación y producción de sonido por medios electrónicos como formas validas de producción estetica y cultural. No hace falta decir que había mucho de experimento en tales obras, pero hay que darles el crédito de que hoy en día un sonido “etereo” pueda ser escuchado como música, en formas tan distintas como Depeche Mode, Sigur Ros, Satoshii Tomie o el Instituto Mexicano del Sonido.

La diferencia con otras músicas experimentales de otros tiempos es que ahora tenemos grabaciones de como sonaban esos experimentos. Si tuvieramos un archivo audio-arqueologico de la guitarra clásica (o el piano o los instrumentos de viento a través de su historia), podriamos ver como su sonido evoluciono hasta lo que hoy tomamos como aceptado. En ese caso, los experimentos de los 1950’s, muy a tono con sociedades post-industriales, [wikipop language=”es” search=”Vanguardismo”]desintegración estetica del modernismo[/wikipop], entre otros factores, crearon un escenario musical completamente irreconocible en comparación a cualquier tiempo previo, y es por eso la dificultad para hacerla rentable comercialmente, distribuirla, y hacerla oír y entender, a pesar que todo el mundo conoce de esta música a través del cine (como las secuencias finales de 2001: A Space Oddissey o Hitchcock’s The Birds).

Dualtrack, un blog dedicado a joyas musicales (Computer God Operating Cabinet activates the high frequency Frankenstein Radio Controls. Computer Industrial mp3 Gangster Mafioso requires parroting the puppet semiotic slave commands!) esta publicando una colección de 62 discos conteniendo la História da Música Eletroacústica, una colección de 62 discos compilada por un universitario portugues en base a archivos de su biblioteca universitaria — No dan muchos detalles sobre la historia de este estudiante portugues.

Los primeros 24 discos ya estan publicados online para descarga, cubriendo obras de 1937 hasta 1978. Los primeros 12 discos (1937  – 1962) estan referidos aquí y los siguientes 12 (1962 – 1978) van aquí, todos publicados en dos pares de archivos (cada CD viene por separado, en dos partes o archivos que deben ser bajados juntos). Dualtrack avisa que ira publicando de 12 en 12 los discos según el interes sobre los mismos, así que si pueden haganles saber que aprecian su esfuerzo.

Cultura Libre, pero Libre de que?

Texto para conferencia durante el Día por la Libertad del Software, UCA, Managua, Septiembre 19.

Todos los presentes han oido la requemada frase de [wikipop language=”es”]Marshall McLuhan[/wikipop] sobre que “el medio es el mensaje” pero poco se hace por comprender que el Medio es algo algo construido culturalmente. Quizás los talleres de Radio o Prensa Escrita les digan que una nota de prensa no se escribe igual a un guión radial, mucho menos a un storyboard para Cine, y más ahora con los juegos de video que siguen lineas narrativas múltiples, no lineales, infinitas, intercambiables, y multirelatoras.

Esta bien saber que un guión de cine es, por lenguaje y destino final, distinto a una carta o artículo editorial, pero no podemos pretender que “los medios” distintos que existen han existido desde siempre como si fueran especies naturales inmemoriales, permanentes, inmutables, y eternos.

Cada nuevo medio no solo cambia la manera en que nos comunicamos, sino tambien la manera en que pensamos. Es por eso que quiero leerles, en unas cuantas lineas, 5 advertencias sobre lo que el cambio tecnológico le hace a como pensamos, e inevitablemente, a como somos.

Las 5 advertencias no las descubrí yo, sino que fueron dictadas por [wikipop]Neil Postman[/wikipop] (mi descubrimiento de la semana pasada, el de esta fue [wikipop]Ivan Illich[/wikipop] pero luego les hablaré de él…) en marzo del 1998. El internet nació comercialmente a mediados de los 90’s, así que sus sugerencias adelantan lo que hoy venimos a hablar.

Las 5 advertencias son así:

  1. SIEMPRE hay un precio por cada nueva tecnología. El telégrafo le dio inmediatez a la comunicación pero la redujo a puntos y rayas, a información “telegráfica”, sin ninguna profundidad ni la riqueza testimonial de la carta manuscrita.
  2. SIEMPRE, en todo cambio tecnológico, habrá perdedores y ganadores, y los “ganadores” querrán convencer a los “perdedores”, de que ellos ganaron justamente. El nacimiento de la imprenta europea le dio poder a otros reinos para difundir su discurso y así minar la autoridad absoluta de la Iglesia Católica. Ganaron los protestantes entonces, y ahora parece que nos quieren convencer de que ganan quienes tengan los mejores celulares. En ambos casos, los que ganan no son los que tengan celulares, sino quienes logren producirlos y venderlos en masa, al costo que sea.
  3. Todo cambio tecnológico lleva consigo un cambio de mentalidad, una idea intrinseca que lo hace apasionante, objeto de deseo. “La imprenta aniquiló la tradición oral, el telégrafo aniquiló el espacio, la televisión ha empequeñecido el mundo, los ordenadores, quizás acaben degradando la vida comunitaria. (*)”
  4. Los cambios en la tecnologia no se SUMAN, se MEZCLAN ecologícamente. Una sociedad con acceso a, digamos Internet, prensa escrita, o , no es la misma sociedad MAS internet, sino que se hace otra, distinta.
  5. La Tecnología se dibuja a si misma como mítica, como si siempre ha estado ahí y que es imposible pensar o imaginar como es que la gente podía vivir antes sin esa tecnología. (* en ingles)

La tecnología, no nos confundamos, no es únicamente la manera de hacer maquinas más eficientes, productivas, chiquitas, poderosas, o más rápidas. La tecnología es ante todo la forma en que pensamos como hacer las cosas.

De ese modo, la idea de la “propiedad intelectual” nos parece algo que siempre ha estado ahí, que es, ha sido, y será eterna, y que romper la propiedad intelectual es sinónimo de robo. Pero es nada más una idea, y que tiene un origen.

En los 1500 la corona inglesa daba licencias para imprimir libros, es decir, la licencia les permitía controlar lo que se imprimía, o quien lo imprima. Era una forma de control del discurso público. En los 1700 ya se introduce la considerada primera ley de Copyright, que ligaba el Derecho de autor al Autor en sí, no al Editor o Imprenta, y con limites en tiempo de hasta 21 años, pero estas mismas leyes solo servían dentro de Inglaterra, por lo que los editores en Estados Unidos, Irlanda, Escocia y otras colonias inglesas hacían su fiesta con el material impreso, con o sin consentimiento del Autor.

No fue hasta 1886 que se creo una ley internacional que regulara los Derechos de Autor, que es la Convención de Berna. En sus artículos se lee que el Autor siempre es el que tiene la protección a la autoría de su trabajo, aun cuando su obra no este oficialmente registrada en una oficina de Derechos de Autor, y que el autor siempre tiene el poder de autorizar otros usos de su obra más allá de simple venta: puede autorizar la reproducción pública o no, autorizar traducciones, autorizar incluso el derecho de copia o adaptación, algo que ahora llamamos “quemar” y “remezclar”.

El problema esta en esto último: quien es el dueño de una película? El director o el estudio que la produjo? Quien de ellos puede autorizar que hagamos ALGO con su obra? Quien es el dueño de Psicosis? El Estudio? El Director? El guionista? Puede o podría Alfred Hitchcock haber liberado la película por si mismo? Y que parte podría liberar él: el guión? la edición? la película terminada? la edición en DVD de Criterion? el diseño del paquete para Criterion? el arte de los afiches de estreno? el arte para los afiches de anuncio de la salida del DVD? o el arte de los anuncios en páginas web para anunciar la salida de Psicosis en formato Blu-ray?

Tenemos entonces una leyes de Propiedad Intelectual que en mismas y en teoría podrían ser usadas para publicar todo como cultura libre, como cultura que pueda ser compartida, reproducida, adaptada, retransmitida, todo por el permiso escrito o autorización del autor. Digamos que para hacer eso necesitamos un contrato firmado por el autor. Ya la ley reconoce la protección de la ley por el simple hecho de ser autor. Como comunicaría entonces el autor el contrato que diga “yo, autor de esta obra que vas a ver en mi página web, autorizo que la bajes, la uses para fines no comerciales, la puedas remezclar, tendrás el derecho de compartirla con terceros, y deberás compartirla con los mismos derechos que yo te la cedí a vos”.

Es decir, como autor, me reservo el derecho de que la obra siga siendo de mi autoría, pero te permito jugar con ella de maneras que las leyes de autor, o mejor dicho, que quienes dicen representar a los derechos de autor.

En Francia una casa editorial que dice representar los derechos del filosofo Jacques Derrida pidió a la asociación de autores en Argentina cerrar un sitio web porque este difundía material que contravenía las leyes de autor (o más bien, el derecho de copia). El sitio en sí no generaba ningún ingreso, más bien un gasto, y su aporte a la cultura, estudio y bibliografía más que disminuir ayudaba a aumentar el interés en el filosofo y por supuesto, en la posterior compra de sus libros. Lo más agresivo de esto es que la casa editorial demando al sitio web, derridiana.com.ar, por derechos de autor sobre textos que ni ellos mismos tenían licencia para imprimir. Entonces, quien pierde, y quien gana con esto? La editorial apenas si tenía presencia en Argentina, y los estudiantes ya no podrán visitar la página web en cuestión… y Derrida? que saca de todo esto, cuando él murió en el 2004?

Veamos el caso de un par de músicos. Disqueras que habían trabajado con la banda Radiohead y el músico británico Morrisey publicaron, posterior a la finalización de contratos entre las partes, discos de “grandes éxitos” de tales bandas. Pero las ganancias de la venta de esos discos no irían ni a Radiohead ni a Morrisey, sino únicamente las disqueras. Entonces, de quien es la música? de los autores o de la empresa?

Hay muchas sociedades de derechos de autor que recolectan dinero por la reproducción pública. Pero para quien recogen el dinero? para las disqueras, o para los autores? Incluso, de la venta del disco en físico, cuanto le llega al artista?

La cultura libre entonces, no se trata de únicamente colgar mp3’s en un blog o subir tus videos a youtube, se trata de repensar la manera en que generamos cultura y de como la hacemos disponible. Esto no quiere decir que uno regale su trabajo, sino que la cultura libre (para muchos llevada adelante por la organización Creative Commons, para otros por las comunidades de Software Libre) trata de re-establecer una relación directa entre el artista y el espectador, re-establece la circulación y fomento de nueva cultura gracias al fomento a la creatividad que es la re-mezcla (sin re-mezcla no tendríamos ni siquiera el arte de la gastronomía que tanto adoran de estudiar los antropólogos), y rompe esa estructura económica de compadres hablados que te roban los derechos de lo tuyo ya sea por un contrato lleno de clausulas oscuras o por chantaje disfrazado de patrocinio para convertirte en icono de una corporación antes que líder de tu propia creación.

No es por eso raro que te pidan comprar canciones enviando mensajitos de texto por el celular, sin decirte el costo de bajar la canción por SMS, el costo de la mensualidad de tener acceso WAP, y el costo de tener un teléfono que pueda hacer todo eso. Entonces, si tu banda vende la música por celular, a quien le hace la bolsa?

Bandas grandes y chicas ya venden de manera directa su música, de manera digital o incluso física, solo te falta esperar que llegue el paquete a tu casa, y todo el dinero le queda a los músicos. Pero esto no sólo es para músicos. Hay portales enteros dedicados a publicar cultura libre, en conocimiento (como Wikipedia), en imágenes (como Flickr), en audio (como Freesound.org, Jamendo, o Vidaperra.com), o incluso en cada post de cada blog que desea que lo que ellos dicen vuele libre, sin barreras, ni compromisos financieros que los obliguen a bajar la voz o a atenuar el discurso con asépticos mensajes de “Queremos la paz” pero sin decir nada realmente.

Como decía al principio, todo cambio tecnológico tiene un costo. Compartir, copiar, adaptar, son en sí peligros para la idea de la Originalidad (entendida como el valor de la copia única), pero si por Originalidad se llega a patentar (privatizar) cada conocimiento, aporte o cultura que tenemos, entonces que nos quedará para construir entre todos? Deberíamos buscar la Originalidad en la Innovación Creativa, no en la privatización de las patentes.

La Cultura Libre, recuerden, no es andar regalando cosas en sitios web, es compartir cultura antes que todo. Cultura, en latín, significaba Cultivo, y si entre todos cultivamos, entre todos cosechamos.

Algunas lecturas de apoyo

http://en.wikipedia.org/wiki/History_of_copyright_law
Free Culture, L. Lessing, http://free-culture.org/freecontent/

“La piratería es algo tan ilegal como el contrabando o el narcotráfico”

Por invitación de La Brújula participe en un número dedicado a la pirateria digital para compartir  puntos de vista. Mis puntos giran sobre la tesis de la imposibilidad humana y técnica de detener la pirateria, peor aún de catalogarla como crimen. Como balance o contrapunto a mis argumentos La Brújula entrevisto a Engel Ortega de Nica-Autor.

No creo que Engel entre acá a contestar preguntar porque parece que ignora muchas de las dinámicas propias de la web (segun se infiere de lo que dice en su entrevista), pero haremos el intento:

Yo creo que las empresas que ponen al servicio del público la música que no les pertenece son las encargadas de cumplir con las leyes de derechos de autor y los tratados internacionales sobre ese aspecto.

Es decir que Cablenet y Turbonett deberían de monitorear todo mi trafico web, y que ellos decidan si mis descargas son legales o no. Eso es espionaje digital para empezar. Engel implicitamente habla de imponer leyes y praxis que monitoreen lo que hacemos en la red, interfiera nuestras comunicaciones digitales, se instalen softwares que no solo podrían espiar donde navegamos, sino incluso reportarlo a quien  sabe cuantas autoridades o empresas!

Es como que yo ponga a tu disposición tu carro, tu moto, tu casa o tus calzones, y diga: ve, aquí te voy a prestar estos pantalones de fulano, usalos; y digo esto para que quien lea se de cuenta de que una canción es propiedad de alguien, que alguien trabajó en eso, que es el resultado de trabajo de un grupo de gente. 

Eso es FALSO. Un archivo digital JAMAS se agota por copiarlo, sino que se multiplica, contrario a los pantalones o los carros. No se llama Robar, se llama Compartir, porque todas las partes tienen más copias del mismo archivo. 

Los artistas tienen necesidades, hijos y llegan a viejos y necesitan tener un retiro igual de digno como el de un ingeniero, un médico o un periodista… Estas son las cosas que se pierden comprando un disco pirata o descargando música de Internet.

Noticia de la semana: ya nadie compra discos originales. Nadie. A menos que sean de colección. Los discos originales serán publicados para venderlos en tiendas de regalos unicamente. Los artistas ganan más con los conciertos, venta de mercadería, o asocaciones comerciales (aunque ahí hay otro muerto en el closet que hay que sacar)

La piratería es lo que hace que pase eso, por eso los artistas no ganan por la venta de sus disco y que la entrada a conciertos se esté duplicando. 

No que Nicautor esta para proteger a los artistas? Nicautor esta en contra que los artistas cobren mejor en las entradas para poder producir mejores eventos, cubrir sus propios gastos y sacar plata para ellos mismos?

Porque no dice nada Nicautor de los artistas patrocinados por corporaciones a los que luego se les pide cantar o componer jingles sin pagarles propiamente por eso porque ya se les dio algo de pasta para sonido y luces?

Cuando fue la ultima vez que Engel fue a un concierto aparte del Teatro Nacional Rubén Darío o La Ruya Maya?

Conoce Engel la Música Libre? Sabra que La Brújula esta publicada bajo licencia libre? Sabra que La Brújula usa fotos de recurso tomadas de la web que también tienen licencia libre? Sabra Engel que LaBrujula.com.ni esta desarrollada con un sistema de manejo de contenido para web que esta publicado también en licencia libre?

Y si es una cuesta arriba imposible de llevar adelante ante la corrupción dentro de las filas de la policía y los informantes, la imposibilidad de ejercer presión sobre radio y tv, entonces para que existe Nicautor? Para que sigue de presidente una organización sin poder real y que apenas si es conocida por alguno que otro músico y que no tiene relación alguna con el espectro musical existente en Nicaragua? 

La piratería es algo tan ilegal como el contrabando o el narcotráfico

En ese caso Horacio Potel sería un narcotraficante!

Para terminar, dejo la entrevista integra que me hizo Ismael L. de La Brújula, la cual salio citada en parte en la última edición.

1. Los cantautores necesitan vender discos (ellos y las disqueras ya sabemos) si publicaran su música con licencia libre de qué vivirían entonces?

Trent Reznor y Radiohead han probado que literalmente “regalar” la musica es lo que mas ganancias les ha dejado en su trabajo. Hay suficientes articulos sobre como ellos lograron hacer dinero de discos regalados. (Modelo Ponle tu Precio, Modelo Paga por un paquete de lujo, Modelo Hagamos Remixes de mis canciones, Modelo Compren Entradas para Mi Gira), en todos los casos la gestion musical queda a cargo del artista mismo.

Madonna hace mas dinero en sus giras que con la venta de discos. Ya ni se diga de mercancia.

El reggaeton se hizo popular gracias a los discos piratas. Si no nunca hubiera salido de Panamá o Puerto Rico.

Los discos no dan tanta plata (apenas si les toca algo de eso a los musicos).  Son carisimos de producir fisicamente, caricimos de re-importar al país si fueron maquilados (duplicados) en el extranjero, caros de distribuir comercialmente, ganancias pocas, y siempre esta el riesgo del pirata biznero.

2. ¿No te parece a vos que una cosa es que vos y yo bajemos un disco de internet y lo escuchemos y otra muy diferente que un pirata que tiene sus quemadores de última generación en el Oriental reproduzca y reproduzca discos ilegalmente para hacerse millonario (conozco casos) a costa del trabajo de otro?

El punto de la “pirateria” es que todos podamos compartir cultura libremente, de persona a persona. Los que la revenden de modo comercial son piratas que no se preocupan de la cultura sino de las ganancias. De mi parte me gustaria que TODA la musica y arte fuera libre para repartirla y asi acabar con los bizneros comerciantes de cultura, tanto los “legales” como los “ilegales”, porque todos ellos son intermediarios. La relación con los artistas con el publico debería ser directa, no middle man.

3. ¿Cuál sería la diferencia entre un pirata que quema disco para sacar réditos económicos y otro que quema un disco por el “placer de escucharlos”, acaso ambos, según la ley, no están cometiendo un delito?

Ver mi respuesta anterior.

4. En general, qué pensás vos de la piratería (música y películas, lo del software es otro rollo)?

Que es inevitable. Los medios tecnologicos han difuminado el “empaque” y nos han dejado unicamente con “el producto”, que es el audio o video puro, reproducible en practicamente cualquier formato o soporte técnico. Eventualmente nos daremos cuenta que no queremos seguir consumiendo copias piratas y si querremos producir nuestro propio arte, cultura, comunicación. No debería haber grupos económicos diciendonos que esta de moda o es noticia. Nosotros deberiamos hacer eso, llamesele “pirateria”, “cultura libre”, “medios ciudadanos” o el que sea.

En realidad no necesitamos cine (o música) pirateado del primer mundo, deberiamos piratear nuestro propio cine (o música).

5. Si los artistas publicaran su música con licencias libres, significaría entonces que a las radios les saldría gratis y que las roconolas que están en los bares donde una canción vale 5 y 10 pesos se beneficiarían del trabajo de los artistas?

Las licencias libres dejan estipulado si se puede dar uso comercial o no a una pieza cultural. Las roconolas de los bares son negocios, por lo tanto deben pagar por el uso de nuestra música. Igual las radios.

Las licencias libres no son antagonicas de las licencias de derechos de autor clasicas. Las complementan porque les permiten hacer otras cosas. Las radios son empresas de fines comerciales pero estas tendran que cambiar porque la gente ya no usa la radio para encontrar musica nueva sino para entretenimiento, como música de elevador. 

El objetivo de “liberar la música” no es dejar de recibir ingresos o exhiliarse de la radio sino conectarse a una red de músicos que comparten y mezclan su música. Y si queres podes ampliar esto a la cultura en general. Lo que se mueve es lo libre, no lo restringido. Si las cosas se mueven las oportunidades aparecerán por si mismas y es ahí que el músico o artista puede ganar sin necesidad de oficinas de autor de dudosa efectividad. 

La Rockonola

No creo que un post nuevo en este blog sea la mejor manera de presentar un nuevo proyecto, y por eso este no será un post extenso ni filosofico, y no es porque no sea un tema digno de escribirlo, pero me parece mucho mejor que el proyecto se defienda solo en su propio ambiente y espacio web, La Rockonola.

Los que ya me siguen en @penalba ya han visto crecer en pocos días (incluso horas) el proyecto.  La idea me surgio al ver el anuncio de otro portal musical local y de como se definia como el único portal rock del país, y si no lo fuesen seguro son el de más larga duración.  Entonces ataque el punto más facil de entrada: hacer que ya no fueran los unicos, y llevar la apuesta una ficha más adelante: que no fuera un sitio “Rock Camisetas Negras Only”, ni solo “Barrio Nica Punto Com”. Nicaragua tiene menos del 3% de su población online pero eso no impide que hayan buenos blogs, buenas comunidades de software libre, buenos proyectos web, y buenas iniciativas que si hagan $$$ desde la web; pero si es necesario pensar “más alla del Río San Juan o San Andres”.

No les agotaré el cuento de como suena la rockonola sino que les dejo el sitio para que lo visiten, exploren, y encuentren en él todo lo que puedan encontrar.

labrujula_moises

Esta imagen es una copia del PDF de La Brujula Ed. 20 (impreso), en donde aparece nuestra primera entrega semanal. Esperen más de estas y varias cosas que iran sucediendo…