Archivo de la categoría: Emprendimiento

Todos los sombreros (inteligencias) al mismo tiempo

Durante el 4to día de un campamento de 6 días de duración, una compañero me confeso que el tema (o temas) del curso eran complejos. “¿Cómo complejos?”, le pregunte. “Son muchos temas”, me repitió; y es que de manera retrospectiva me di cuenta que en este tiempo habíamos recibido charlas, dinámicas y ejercicios en temas de la función del periodismo en la “era digital”, la composición de una sala editorial, conceptos de branding y linea gráfica, análisis de mercado, análisis de capacidades personales, introducción a una estrategia de contenido (engagement, viralidad, herramientas), herramientas de modelos de negocios (business model canvas, lean bussiness canvas), estrategias comerciales (audiencias vs espacios publicitarios, valor agregado), generación de ingresos; sin contar con los temas de hospedaje web, sistemas de manejos de contenido y diseño de presupuesto y control de finanzas de los últimos dos días.

Es una realidad que es imposible ser experto en todos los temas al mismo tiempo. Sin embargo, este no era un campamento de expertos en todo, sino de expertos en diversidad en temas, y diversidad en las experiencias que todos los participantes aportaron, incluyendo periodistas y editores de diarios impresos, medios nativos digitales, canales de televisión, activistas sociales, periodistas, y hasta agencias de comunicación y marketing digital. Mientras uno aportaba una solución para reemplazar Hootsuite o Photoshop con algo que ya existe en la web, otros daban tips para analizar el SEO de una web, o la experiencia de hacer radio en el norte o centro de Nicaragua.

En esta diversidad, navegar temas tan distintos como presupuesto o identidad visual era un reto, pero esta es la realidad de emprender. Tienes que aprender a usar múltiples sombreros al mismo tiempo, o dicho de otra manera, aprender a usar los distintos tipos de inteligencia al mismo tiempo (o encontrar a las personas que las tengan para formar tu equipo de trabajo).

Emprender en países como Nicaragua te hace enfrentar muchos retos personales y estructurales, pero si a esto le sumas la formación histórica que los comunicadores tienen, hasta la formulación de un presupuesto en Excel puede ser un problema, mientras tratan de mantener apego a los valores del periodismo, o como lo dijeron en su momento, “¿cómo le vendo publicidad a esta empresa pero al mismo tiempo no sentir, o no dar la percepción, que me están comprando?“.

Este curso era el Campamento de Emprendimiento Sostenible, impartido por Janine Warner, fundadora de Sembra Media, y patrocinado por la Fundación Violeta Barrios de Chamorro. Fue una semana muy provechosa para consultar y validar varias ideas y modelos de negocio, o que retos hay en común para ponerlas en acción y conseguir resultados.

Janine
Janine Warner

 

Anuncios

Emprender desde cero, o desde adentro

70% de los jóvenes nicas que trabajan no tienen seguridad social o prestaciones, en puestos como jornaleros, peones, o trabajos sin paga con familiares. Entre los que si trabajan, la mayoría de los puestos están en fábricas o construcción. (Fuente: Telenorte)

35% fue la nota promedio en una evaluación sobre que tan bien leen los alumnos de nuevo ingreso de la Universidad Centroamericana (Fuente: El Nuevo Diario). En el 2015, solo el 24.5% de los estudiantes que tomaron examen de admisión aprobó el examen de español (Fuente: El Nuevo Diario)

En el campo la oferta de trabajos es para puestos como “chapodar un potrero, ordeñar las vacas o cortar el café”, “ensilar el pasto”, “el ordeño de las vacas”. Muchos empleos son de carácter temporal, y hay mejores salarios en las maquilas o la construcción, y finalmente está la opción de la emigración y la tecnificación (que disminuye la oferta laboral). Al mismo tiempo, la mano de obra con prestaciones solo representa el 8% del total de cobertura social. (Fuente: La Prensa)

Finalmente, “las empresas nicaragüenses no están en la capacidad de emplear la demanda laboral actual”, por lo que gobierno y empresa privada impulsan el tema de emprender como alternativa al empleo. “El futuro no está en sacar una carrera y buscar empleo sino en emprender un negocio propio con creatividad e innovación”, declaró José Adan Aguerri en un foro en la UNAN Managua. (Fuente: Canal 2).

En resumen: jóvenes con educación de baja calidad solo tienen oportunidad en empleos de baja paga o emprender por su cuenta a partir de lo que aprendan en la universidad. O emigrar.

Creo que estamos haciendo responsables de emprender e innovar al eslabón con más obstáculos para alcanzarlo.

Es más fácil emprender, innovar y crear empleos desde empresas ya existentes, que partir desde cero. En una empresa en marcha, formal o no, ya se tiene experiencia, mercado, productos probados, clientes con quienes probar nuevos productos, que empezar desde cero, sin financiamiento ni experiencia, baja educación básica, y educación superior variable a la calidad de la universidad, docentes, o las aptitudes de los mismos estudiantes.

Cuando se dice que el futuro está en “emprender e innovar” porque la “empresa no puede absorber la demanda laboral” es una manera larga de decir “sálvese quien pueda”.

El primero espacio para innovar debería estar dentro de las empresas ya existentes, y no venir a sermonear a los recién graduados para que empiecen desde cero y desde abajo.

Es simplemente imposible que tengamos 6 millones de empresarios en el país, cuando podríamos tener 250,000 empresas bien manejadas y con espacios para innovación e inserción laboral, capacitación, formación basada en los desafíos reales de las empresas; 250,000 espacios de colaboración y trabajo en equipo.

Todo esto de emprender “desde cero”* nos ha hecho olvidarnos de muchas otras formas de trabajo colectivo, desde los co-working hasta las cooperativas, de las sociedades hasta las redes de organizaciones, de emprender desde dentro y crear los espacios para que suceda. Hay que ser más zebra, menos unicornio.

PS: Hay que aceptar que iniciar “desde cero” tiene un valor muy distinto al lugar, momento, privilegios, y oportunidades que hayas tenido enfrente y de como las has aprovechado. No todos los “ceros” valen lo mismo.