La “próxima” red social

La nueva joya de las redes sociales es Ello, una red casta que no venderá publicidad ni los datos de sus usuarios. La promesa es hermosa pero ese camino ya lo conocemos y eventualmente todas las redes sociales necesitan de ingresos para mejorar sus servicios y mantenernos ocupados publicando en ellas.

Lo interesante de Ello no es quienes entran en ella sino quienes no entran. Aunque en próximos días recibas una invitación a ser parte de esta red social es poco probable que la tomes, o si entras, que te mantengas publicando ahí.

Existe la sensación de que todos estamos en Facebook, o Twitter, pero solo hay 1.2 millones de nicas en redes sociales; 1 de cada 5. Una nueva red social difícilmente nos va a sacar del Facebook. Pero si hay más de 6 millones de lineas telefónicas… y en cada actualización de Google Hangouts, Twitter, Facebook, etc, todas nos piden nuestro número telefónico para mejorar sus funciones, o eso dicen.

Otras apps como Snapchat, Slingshot, Line, Telegram y Whatsapp dependen de nuestro número de linea para hacer llamadas, chatear, envías fotos, mensajes de voz, caritas (emojis), y todo lo demás.

Antes compartía fotos con mi esposa usando Bluetooth, ahora las compartimos por Whatsapp. Es aquí que Ello solo llega a ser una curiosidad. Por eso es que Facebook compro Whatsapp, y nos exige usar su Messenger para chatear desde tu teléfono, y según confirman, envíos de dinero próximamente.

La próxima red social es tu agenda de contactos, y todos van a querer una copia de ella.