#TrendingTopics: La Pantalla Desnuda

La literatura, el arte de escribir, es visto como un arte “solitario”. Escribes solo, y cuando te profesionalizas, con un editor o casa editorial. La obra literaria será evidencia del tiempo en que se publique. En la arquitectura, el producto final puede demandar mover materias primas de todo el mundo, pero el resultado final está en un solo lugar, y su significado crecerá con las ciudades y urbes que le rodeen.

En el cine tenés una combinación de ambas cosas. Tenés un guión escrito entre una o dos personas. Tenés pre-producción, en donde parecés más empresario buscando financiamiento. Luego tenés producción, en donde liderás a decenas de personas durante semanas para crear la obra. Por un lado sos director de cine, por el otro un capataz que tiene que ver que todos tengan dónde comer todos los días. En post-producción, el producto final obtiene la forma definitiva en varios países, en simultáneo. Mientras corrigen el color en algún estudio de Francia o España, firmás contratos de distribución en México o Estados Unidos. Contrario a la arquitectura, la obra de cine tiene distribución, y llega a todos desde las salas de cine, los discos piratas, y ahora las tabletas y teléfonos inteligentes.

Del guión a la obra en la pantalla hay años e industria de diferencia, y cuando escribís el guión apuntás a un futuro que solo podés intuir o profetizar como leerá tu obra. La historia que iniciaste en un guión va a llegar a las salas de cine en un contexto muy distinto al que lo inició. Los contextos políticos cambian, triunfan o fracasan revoluciones, cambian paradigmas sociales. El guión, cuando está ambientado en “el presente”, apunta a un presente que todavía no sucede y que leerá la obra con los códigos y valores de su tiempo. Los argumentos de Denzel Washington en Philadelphia parecen evidentes hoy en día pero en su momento no lo eran tanto. La película persiste por la manera que documenta la naturaleza humana hacia el que es distinto.

Hoy me tocó ver el trailer de “La Pantalla Desnuda“, la nueva película de Camila Films. Lo que con La Yuma le tomó 10 años, ahora sólo le tomó aproximadamente 3 o 4. Un celular extraviado con un video comprometedor desata el conflicto a resolver en la película. El tema parece normal al día de hoy. En las noticias vemos protestas y escándalos denunciados desde las redes sociales, o filtraciones de secretos de estado en USB o discos quemados con miles de documentos. La Pantalla Desnuda no viene a predecir los riesgos de la tecnología para con nuestra privacidad, los expone a como le suceden a cualquier persona.

En 2006 había 1.5 millones de celulares en el país. Esto subió a 4 millones en el 2011, y 6.8 millones en el 2014. Los nicaragüenses cambiarán la manera en que leen noticias, consumen tecnología, pero la naturaleza humana será más o menos la misma en el corto plazo. Quizás la manera en que usamos los smartphones cambie muy pronto, pero la naturaleza nuestra no lo hará tan rápido. La Pantalla Desnuda apunta a nuestro presente por el recurso narrativo de lo que hacemos con nuestros teléfonos, pero no son los teléfonos los que comparten o espían nuestros secretos, sino nosotros mismos.

Anuncios

#TrendingTopics: El periodismo digital como industria

Esta semana se ha filtrado un reporte internos el New York Times sobre qué tan preparado está este medio de comunicación para enfrentar el reto digital. El documento está disponible como PDF en Scribd, y esta reseñado en varios blogs de periodismo, en inglés o español.

En cuanto a nombre y recursos uno podría pensar que el NYT es de los medios más importantes, y que son ellos quienes escriben el manual de cómo manejar redacciones integradas con medio impreso, web, productos multimedia, y mucho más. El informe sin embargo, dice lo contrario.

NYT evalúa no sólo la manera en que su redacción online crea contenido, sino toda su estructura. Medios de comunicación mucho más recientes ya le han superado en tráfico, como el Huffinton Post, o medios alternativos ahora producen reportajes de formato largo (Buzzfeed, Vice News) que no tienen nada que envidiarle a un diario ganador de múltiples premios Pulitzer.

Su área de publicidad no trabaja con su área editorial, los desarrolladores no son invitados a las cenas con periodistas, los periodistas apenas sí tienen cuenta en Twitter, y los grandes reportajes mueren en el sitio web porque no tienen estrategia post-post, o post-publicación. Tienen una hemeroteca digitalizada de más de un siglo de noticias disponible en su web, pero le sacan cero provecho para generar contexto alrededor de noticias actuales.

El Informe debería ser de referencia inmediata en cualquier curso de periodismo a nivel universitario, en especial en clases cuyo objetivo sea la gestión y administración de un medio de comunicación. ¿Hay clases que toquen estos temas en las facultades, verdad?

“Las protestas vuelven a las calles brasileñas a un mes del Mundial”

*Ejercicio del Diplomado en Periodismo Digital*

El País ha preparado una sección especial con cobertura en profundidad sobre las protestas, sus causas, el actuar de las fuerzas policiales y militares, el gobierno, el mundial, y personalidades que se ven envuelta en los sucesos. En este post re-elaboramos una noticia original de este diario con elementos multimedia.

Seguir leyendo “Las protestas vuelven a las calles brasileñas a un mes del Mundial”

#TrendingTopics: Los resultados de Media Gurú

La última encuesta de Media Gurú incluyó un capítulo sobre “sitios más buscados en Internet” por usuarios en Nicaragua. Dicha lista coloca en los primeros lugares a redes sociales, buscadores, Wikipedia, medios de comunicación, empresas telefónicas y bancos.

Los resultados de esta encuesta provocarán los siguientes resultados, a modo de predicción:

  • Los medios de comunicación invertirán más en sus plataformas digitales, justificando mejores costos de pauta. Esto no significa que necesariamente que producirán contenido adaptado a medios digitales, pues en este momento hay varias promociones de tablets y smartphones pero no de contenido creado para esos medios. Estos medios, además, deberán aprender a convivir con buscadores y redes sociales que mantienen a sus usuarios en esas redes y no en sus medios de comunicación.
  • Para bancos y compañías telefónicas: Habrá una mayor justificación para acelerar proyectos enfocados a canales digitales. Estas empresas tienen los recursos, ahora deben tomar el liderazgo natural a sus dimensiones.
  • Para el usuario “civil”, el usuario regular de redes sociales, portales y buscadores: solo recibe la confirmación de que está en los lugares más visitados por sus familiares, amigos y compañeros.

Esta lista fija varios retos para los mencionados, pero aun más para las pequeñas empresas. Sus clientes están usando Facebook, Youtube, Google, Twitter. ¿Cómo van a generar conversación en estos canales? ¿Cuánto van a invertir en pauta en estos canales? ¿Cuánto alcance “orgánico” y “pagado” pueden lograr en estos canales?

A esto hay que agregar una verdad innegable: todas estas son redes sociales de capital privado y objetivos financieros propios. La rentabilidad y éxito de cada una de ellas no está necesariamente atada a la del cliente (sea empresa, medio de comunicación o un organismo estatal), y aunque parecen “espacios públicos”, son espacios privados en los que dejamos toda nuestra información personal. Tu propio blog es la mejor manera de crear tu propia imagen digital.

#TrendingTopics: Cambio de llantas cada 50 mil kilómetros

Las revistas y blogs para empresarios y profesionales suelen estar llenas de recetas mágicas para innovar, pero usualmente lo interpretan como “maneras de hacer lo mismo pero de manera más tecnológica”. Por ejemplo, reclutemos recursos humanos leyendo las redes sociales de los candidatos, o creemos una app, o pongamos un carrito de compra, o hagamos un evento y que el registro sea online.

La verdad es que muchas de esas ideas son “innovadoras” si omites que hay mercados en que estas se han venido haciendo desde hace años. Las empresas locales en Nicaragua rara vez innovan, sino más bien que “catch-up” a lo que se viene haciendo generalmente para cada situación.

Eso no es necesariamente malo, pues no siempre es necesario reinventar la rueda, sino hacer más ruedas para hacer que las cosas funcionen mejor. En mi criterio una empresa no ha “innovado” realmente hasta que lo ponga por escrito y pueda registrarlo como una patente, proyecto en git hub, o al menos realmente explicarlo en un ebook sin necesidad de un twist de relaciones públicas que lo haga ver como la segunda bajada de Prometeo.

Ahora, “innovar” (actualizar y mejorar lo que ya hacemos) puede ser logrado simplemente por intentar ideas nuevas, o nuevas maneras de hacer las cosas. En una lluvia de ideas seguro habrán decenas de fantásticas ideas, pero básicamente no vas a poder hacerlas todas por mucha buena fe e intenciones tengas al proponerlas. Tendrás que priorizar.

Empresas con capacidades industriales pueden “innovar” (experimentar con procesos que mejoren resultados, rendimientos, o retornos) por sus dimensiones. Una empresa pequeña no tendrá la escala para medir la innovación al mismo nivel de una industrial, pero eso no debería ser una barrera. Quizás la empresa pequeña no pueda inventar la rueda, pero eso no le prohíbe probar nuevas ruedas ya hechas.

Claro está que las llantas no las regalan en la esquina, pero esos caminos no se van a recorrer solos con las mismas llantas de siempre para siempre.