Vicky Cristina Barcelona

mariaelena

Woody Allen y Scorcese son muy amigos, ambos son famosos, ambos llenan sus películas de actores y nombres famosos. Pero las personajes de las peliculas de Scorsece no son tan limpios como los de Allen, o al menos limpios de lo que se ven en la pantalla.

En esta película tenemos a Juan Antonio – el bohemio, María Elena – la bipolar, Cristina – la seductora, Vicky – la futura esposa perfecta, Judy – la despechada, Doug y Mark – los hombres de negocio que no saben nada de sus mujeres.

Cristina es una continuación de Nola Rice de Match Point. Aunque en Match Point Nola muere, su personaje sobrevive: nortemericana de poco o ningun triunfo que no se satisface con lo que tiene e intenta una carrera sin exito en la actuación. Cristina es pues, Nola; aunque ahora su complejo no es la falta de éxito dramaturgico sino el tedio emocional de atreverse a tener una relación seria.

Vicky es Charlotte, de Desperate Housewives, tomandose unos días en Barcelona. Vicky existe para ser la antitesis de Cristina; existe por necesidad estructural de la trama. Charlotte se casa en Desperate… con un judío, y Vicky se casa con un corredor de bolsa. La película fue rodada en el 2007 y estrenada en San Sebastian en el 2008, por lo que supongo que tanto el judío como el corredor de bolsa están en la banca rota en estos precisos momentos.

Vicky es idealista, Cristina es realista. De otra manera pero igual, Juan Antonio es el idealista y Maria Elena una realista, sólo que Juan Antonio usa de su posición idealizada (pintor en fachas trabajando en una villa en Barcelona  con un avion disponible) para intentar sanar su corazón de su relación con Maria Elena, la realista suicida bipolar.

De ese modo, es entendible que Vicky tenga un encuentro y medio con Juan Antonio, con tal mala suerte que Vicky recibe un balazo en el medio encuentro final. Cristina, como realista, supo lidear con Juan Antonio; y como realista, no tuvo problemas con acomodarse a María Elena, otra realista. Juan Antonio no tenía ningun conflicto con tenerlas a las dos.

Cristina, así como Maria Elena, tenía su propio pendulo; pero no le daba por lo suicida, sino por abandonar las relaciones que empezaba. Aquí Cristina resulto más pragmatica y realista que María Elena, la cual siempre volvería a Juan Antonio, pero Cristina tenía para sí New York; para ella estas fueron vacaciones. Vicky tuvo su canita al aire para finalmente casarse y volver a ser Señora De Casa en su país.

Si esta película fuera de Scorcese, algunas cosas serían distintas.

Por ejemplo, Juan Antonio el pintor, no viviría nada más de vino y noches de guitarra española. Además de asistir a inauguraciones de galerías de arte y posar como fastidiado de la vida con la letanía que la vida es corta, sin sentido y que hay que aprovechar cada momento, tendría muchos más conflictos que lidear con su relación de amor/odio hacia Maria Elena. Tendría amigos marroquíes de La Rambla, conocería a uno que otro traficante argelino, y por no dejar hablaría con su padre en catalán, no en español. El papá de Juan Antonio, poeta, parece olvido mucho a la madre de Juan Antonio, por lo que no sabemos si es viudo o soltero. Me parece más lo segundo (por eso de que el mundo no ha aprendido a amar, bla bla bla).

Doug, el futuro esposo de Vicky tendría negocios con bancos y grupos financieros catalanes, que inevitablemente serían clientes de los traficantes argelinos que le suplen a Juan Antonio. Mark Nash, el millonario que hospeda a Vicky y Cristina sería el contacto de Doug con el mundo financiero de Barcelona. Juan Antonio, personaje bohemio, no sólo tendría al tanto el mundo de las galerías de arte sino también de los mecenas, quienes usualmente son banqueros. Judy Nash seguiría con su affaire, con quien además de amigo de la familia tiene un negocio turbio que eventualmente enfrentará en una balacera a Mark, Doug, el amante de Judy, y Juan Antonio. Mark y Doug moririan. María Elena moriría en una sobredosis. Vicky se quedaría con Juan Antonio, Judy cobraría la herencia y manejaría los negocios que reciba de Mark (pero perdiendo la mitad de lo que reciba por deudas acumuladas), Cristina encontraría algo que hacer con algun catalan nacionalista, por un rato, para despues aburrirse y volver a NY sola por su cuenta 3 meses despues. (Y el soundtrack sería definitivamente más variado que la versión de Allen)

vicky-cristina-barcelona-700

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s